miércoles, 30 de marzo de 2011

Otorgan salida dominical a general (r) Odlanier Mena



Otorgan salida dominical a general (r) Odlanier Mena, primer director de la CNI
Tras cumplir dos de los seis años de condena por el crimen de tres socialistas en Arica, el consejo técnico del penal Cordillera le concedió el beneficio al oficial (r) de 85 años.
por: Viviana Candia, La Segunda

En una medida que, según se enfatiza, es independiente de la dirección nacional de Gendarmería, de la dirección regional del organismo y del mismísimo Ministerio de Justicia, el consejo técnico del penal Cordillera otorgó la libertad dominical al general (r) Odlanier Mena Salinas.

El militar está recluido desde el 10 de enero de 2009, luego de que la Suprema lo condenara a seis años por la muerte de tres socialistas en Arica, en octubre de 1973 cuando asumió como comandante del Regimiento Rancagua del Ejército en Arica (1973-1974)

Mena fue el primer director de la Central Nacional de Informaciones (CNI), el organismo que reemplazó a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) que dirigía su archienemigo: el general (r) Manuel Contreras.

A principios de año cumplió con los requisitos para postular al beneficio de salida dominical que logró a partir del 6 de febrero de este año.

Desde entonces, el militar en retiro de 85 años sale todos los domingos del recinto ubicado en Peñalolén a partir de las 7 de la mañana y regresa a su reclusión a las 22 horas.

Aunque sin dar mayores detalles, Gendarmería confirmó la información, tras una consulta de La Segunda.

Según la reglamentación interna de la institución penitenciaria, los condenados pueden optar a este tipo de salida previo informe favorable del Consejo Técnico del respectivo establecimiento penitenciario, en el cual participan -además del alcaide- sicólogos y asistentes sociales.

Sólo pueden postular a partir de doce meses anteriores al día en que cumplan el plazo para optar a libertad condicional (normalmente se da a la mitad de la condena y que en el caso de Mena se produciría el próximo año).

El nombre de Mena reapareció hace pocas semanas cuando se comenzó a discutir un indulto para ex militares mayores de 80 años condenados por casos de derechos humanos, sin presidio perpetuo, y enfermos terminales. La idea se desestimó por el rechazo de la oposición.

"Ruido de grilletes"

Molestia. Esto es lo que impera en los círculos de militares en retiro por el trato que, dicen, reciben sus compañeros de armas que cumplen condena por violación a los derechos humanos.

La primera alerta, explican, fue lo que pasó a mediados del año pasado cuando se le permitió al brigadier de Ejército (R) Christoph Willeke (condenado por las muertes del general Prats y de Lumi Videla) visitar a su mujer en el hospital... pero engrillado. Luego, cuando ella murió, se le negó ir al funeral.

El martes pasado pasó algo similar con el general (r) Manuel Contreras y el brigadier Miguel Krassnoff. Ambos iban a ser llevados al hospital institucional para atención médica, pero al salir fueron esposados por los gendarmes, lo que llevó a ambos ex uniformados a negarse a salir en esas condiciones.

Decisión que asumió como propia la totalidad de los presos del penal Cordillera y también de aquellos que están en Punta Peuco, como el brigadier (r) José Zara. En general, responsabilizan de la "mano dura" al ministro de Justicia, Felipe Bulnes, más que al director de Gendarmería, Luis Masferrer quien, recalcan, ha accedido a conceder trasladados a carabineros (r) también condenados por casos de derechos humanos.

Labbé expresó preocupación a Piñera

La preocupación sobrepasó los límites carcelarios. Tanto así que aprovechando un almuerzo con autoridades de diversas comunas con el Presidente Sebastián Piñera, el jueves de la semana pasada Cristián Labbé (alcalde de Providencia y presidente del Círculo de Coroneles (r) del Ejercito) habló con el Mandatario.

Según testigos, le informó las medidas de traslado a las que ahora se someten los uniformados. Piñera le habría planteado que analizaría la situación.

Así por lo menos lo informó Labbé en una reunión habitual que ayer por la tarde sostuvo el mencionado grupo de coroneles


1 comentario:

Javier Bazán dijo...

Rus:
Hay que seguir luchando. Además, hay rehabilitarlos como las personas que fueron purgadas en tiempos de Stalin.

saludos