lunes, 29 de octubre de 2012

LA CAÍDA DEL ÚLTIMO DE LOS MOHICANOS






Lunes, 29 de octubre de 2012
La Caída del Último de los Mohicanos
Yo había designado a la elección de Providencia como la "Madre de Todas las Batallas" porque ahí estaba en pie nuestro "último baluarte". Y ha caído.

La Concertación le había lavado el cerebro al país. Había reemplazado la memoria histórica por otra confeccionada a su medida. Como lo he escrito ya dos veces en estos días, había transformado "en agredidos a los agresores, en víctimas a los terroristas y en demócratas a los totalitarios".

Y en el lado opuesto le llevaban el amén, se declaraban "arrepentidos", devenían "defensores de los derechos humanos", exclamaban "nunca más", pedían perdón y hasta exoneraban del Ministerio de Defensa a los asesores militares (r) por el solo hecho de "haber estado" en la DINA o la CNI e, incluso, a uno, sólo por "ser yerno de". Es que han resultado "más papistas que el Papa". Repiten que "si yo hubiera sabido" habrían pensado igual que la Concertación y repudiado al Gobierno Militar. Por eso, cuando llegaron al gobierno, fueron más severos para perseguir a uniformados (r) de lo que lo habían sido los gobiernos precedentes.

Pero lo que la Concertación no ha podido perdonar ni evitar es que el país siga anclado al Gobierno Militar. Lo está y lo seguirá estando, porque fue ese gobierno el que transformó a Chile en una nación mucho mejor, a la cual "le cambió el chip". Nos convirtió en un país serio, progresista y admirado. Tan bueno, que en 20 años de Concertación ésta "no le pudo cambiar el chip". O no se atrevió.

En lo que ella sí se empeñó fue en generar una "nueva memoria colectiva" y convertir a Pinochet en un paria.

Pero quedaba un político exitoso, coronel (r) por añadidura, que daba la cara por ese régimen proscrito, no renegaba de él, solidarizaba con sus camaradas "caídos tras las líneas enemigas" y ejercía la autoridad como nadie más investido de ella se atrevía a hacerlo en el país: Cristián Labbé.

Era "una piedra en el zapato". No podían deshacerse de él, porque ganaba las elecciones con mayorías crecientes y encabezaba una comuna de lujo. ¡Cuántos años habían estado procurando cambiarle el nombre a la Avenida 11 de Septiembre y no habían podido hacerlo! Habían suprimido la placa del Hospital del Trabajador fundado por Pinochet. Habían cambiado el nombre de la Carretera Austral, que se llamaba "Presidente Pinochet". Habían removido todas las placas inaugurales de los puentes de dicha carretera, construidos por Pinochet. Hasta sacaron las placas recordatorias del interior de la Escuela Militar y la exhibición de objetos personales del ex Presidente que allí había. Y borraron su firma de la propia Constitución, apropaiándosela. Pero no habían conseguido cambiar el nombre a la "Avenida 11 de Septiembre".

La nueva ley que posibilitó la inscripción automática les brindó la oportunidad que buscaban. Hubo un período para cambiar la inscripción electoral. Y entonces fueron en masa a reinscribirse a Providencia. El odio siempre es más fuerte y moviliza masas. Lo vimos en la mañana de la votación. En las mesas del Campus Oriente, constituidas por nuevos electores, ganaba Josefa Errázuriz con amplitud. En las mesas antiguas de Providencia, como las del Liceo Lastarria, ganaba Labbé, pero no fue suficiente.

Además, muchos partidarios y partidarias de Labbé no fueron a votar, confiados en su antigua y creciente mayoría. Y así se perdió "la Madre de Todas las Batallas". Pereció en ella el "último de los mohicanos". Pero ha caído como buen soldado chileno de antes, sin rendirse y dando batalla hasta el final.

Ojalá hubiera habido más como él.


Publicado por Hermógenes Pérez de Arce

1 comentario:

malv dijo...

TRISTE AMANECER TRAS LA DERROTA EN COMUNAS EMBLEMATICAS DE SANTIAGO
La culpa no sólo la tienen los periodista como dijo Labbe, sino que también aquellos que no fueron consecuentes con sus ideales y se quedaron comodamente en sus casas y no votaron. Ellos son responsables de la derrota que tendremos que asumirla todos

Es triste e increíble pero cierto (digno de Ripley), que las derrotas alcaldicias en las Comunas emblemáticas como Providencia y Ñuñoa entre otras, hayan sido ocasionadas por los propios Partidos al cual los Alcaldes salientes representaban.
La responsabilidad que le cabe a RN y a la UDI es haber sido complices en aprobar el voto voluntario, donde gracias a eso mucha gente, tanto mayor como otros (as) , decidieron simplemente no votar poniendo en riesgo el resultado de la elección.
Segundo, lo otro que me parece sorprendente por decir lo menos, es el acarreo de gente que no vive en la Comuna, para desbancar a un Alcalde, otra de las artimañas que se permitió al reincribirse en comunas que no eran de sus propios dormitorios y, donde gracias a este artilugio , por supuesto gracias a la participación de RN y de la UDI , permitió a la izquierda triunfar con un Alcalde político, mientras los de la derecha estaban confiados en lo bien que lo hacia su Alcalde, la izquierda trabajaba como cagar al otro, lo que evidentemente les resultó efectivo.
En resumen, tenemos Alcaldes elegidos por gente que no vive en la Comuna, otra gran aberración de la reinscripción. Es como pedirle a la gente de un país vecino que vote por un presidente de Chile.
Estamos perdiendo la batalla, pero no porque la izquierda sea mas o mejor sino que porque los del otro lado no están haciendo nada
Es decir valen callampa o peor, valen coco de mono partido por cuatro

Malv

PD: resultante de la comdidad de no votar sòlo 28.585 votos obtuvo Labbè, ¿donde estan los 60.000 y tanto de la ùltima elecciòn. descansando en sus casas los que permitieron que la Comunista sacara con sòlo 36477 votos el triunfo . GRACIAS polilìticos de la derecha vayanse a la con....