martes, 30 de abril de 2013

ACTO TERRORISTA A TREN EN LA ARAUCANÍA


Espina llama al Gobierno a aplicar Ley Antiterrorista tras ataque a tren en La Araucanía El senador calificó como "un acto terrorista" el descarrilamiento de un tren de carga provocado esta maña por desconocidos, que cortaron la vía férrea y luego efectuaron disparos, cerca de Collipulli.
Emol.

SANTIAGO.- Como un "acto terrorista" calificó el senador Alberto Espina (RN) el ataque contra un tren de carga cometido esta mañana en las cercanías de Collipulli, en la Región de La Araucanía.

El hecho se produjo cerca de las 5:30 horas, a dos kilómetros del Viaducto del Malleco, donde un grupo de sujetos retiraron los pernos de los rieles, provocando que un tren de carga de la empresa Fepasa descarrillara. Tras el hecho, efectuaron disparos e intentaron quemar la carga.

El senador Espina, quien representa a esa zona, sostuvo que no se trata de un delito común, sino que el propósito de los autores del hecho fue provocar terror y pánico en la población. "Lo que pretenden estos grupos, al precio que sea, es intentar desestabilizar las políticas de Gobierno e intimidar a la población", sostuvo.

Por esa razón, afirmó que el Gobierno debe querellarse contra los responsables, invocando la Ley Antiterrorista o, alternativamente, la Ley de Seguridad Interior del Estado. "El Gobierno debe aplicar todo el rigor y peso de la ley y llevar adelante las investigaciones para lograr detener a estos delincuentes", aseveró.

El parlamentario advirtió que "no es fácil detener a estos delincuentes". "Son grupos pequeños, pero muy bien organizados, que actúan con una maldad y crueldad infinita, y que no usan por regla general teléfonos celulares, sino que se contactan personalmente, se mueven a través de los campos, no utilizan las vías de circulación habitual y, por lo tanto, atraparlos es una tarea que requiere de una minuciosa labor de investigación", señaló.

Esta mañana, el gobernador de Malleco, Erich Baumann, indicó que el Gobierno estudiaba la posibilidad de aplicar la Ley Antiterrorista contra los responsables del ataque. "Se está analizando abordar esto bajo el concepto de la Ley Antiterrorista, se están analizando los detalles del hecho y vamos a dar con los culpables", afirmó.

1 comentario:

malv dijo...

LOS COMUNISTAS NO SON UN PARTIDO POLITICO, SON UN GRUPO DE CHOQUE

Origen, historia y paradojas del puño en alto
Mucho se habla estos días del saludo del puño en alto a raíz de su uso en el mitin socialista de Rodiezmo el pasado domingo. Ese saludo se ha usado por todo tipo de movimientos de izquierdas: comunistas, socialistas, anarquistas y proetarras (como los de la foto), siendo un saludo oficial en la dictadura comunista China (primera paradoja, pues también lo usan algunos activistas pro-Tíbet). Su origen es muy discutido. Hay quien lo atribuye a la revolución rusa de 1917 o incluso al movimiento obrero del siglo XIX -incluso hay algunas representaciones gráficas de comienzos del siglo XX-, pero la primera noticia clara de su uso como saludo formal es de la década de 1920 en Alemania, cuando lo adoptó como saludo militar la Rotfrontkämpferbund.


El saludo de los enemigos de los socialdemócratas
Conocida popularmente como “Rot Front”, pues eso era lo que gritaban sus militantes al saludarse con el puño en alto, la Rotfrontkämpferbund (RFB, Liga de Combatientes del Frente Rojo) era el grupo paramilitar y uniformado que hacía de brazo armado del Partido Comunista de Alemania (KPD). Fue formado el 18 de julio de 1924 y junto al Sturmabteilung (el escalón de asalto del Partizo Nazi, más conocido por las siglas SA) se convirtió en uno de los elementos más violentos y desestabilizadores de la República de Weimar. De hecho, el saludo con el puño cerrado fue adoptado por el Rot Front como réplica al saludo nazi con la mano abierta, hasta tal punto que el puño se convirtió -junto con la estrella roja- en el emblema del Rotfrontkämpferbund.
Y aquí llegamos a otra paradoja en torno al uso actual de este saludo comunista por parte de quienes se definen como socialistas o socialdemócratas. Siguiendo las consignas de la Komintern y las afirmaciones hechas por Stalin en 1924 (“la democracia social es un objetivo del ala moderada del fascismo”, “el fascismo y la socialdemocracia no son antípodas, sino gemelos”), el KPD tachó de “social-fascistas” a los socialdemócratas y los señaló como sus principales enemigos, a pesar del crecimiento del Partido Nazi. Algún día publicaré aquí un artículo en el que ahondaré en otras paradojas que se dieron en aquellos momentos en Alemania, como la estrategia de acercamiento que llevó a cabo el KPD al Partido Nacional-Socialista. De momento, resulta cuanto menos surrealista que los socialdemócratas hayan acabado adoptando el saludo de los comunistas que les consideraban sus mayores enemigos en plena instauración del régimen nazi…

Malv