sábado, 15 de junio de 2013

20 lesionados al desalojar Carabineros la casa central de la U de Chile. ¡al fin!

Amigos



Todos sabemos que la agresión se alimenta de la debilidad ajena, y eso es lo que ha estado sucediendo en Chile en los últimos años.
Un Gobierno débil, que no se sabe hace respetar,nos tiene cuesta abajo en la rodada.

Días atrás un vecino fue apuñalado por un supuesto estudiante (encapuchado) cuando los vecinos protestaban por los ya crónicos desmanes callejeros en su sector.
¿a quien le importa ? A nadie. Aquí tenemos un "progresismo" selectivo.Nos importa la victima dependiendo del color político de la misma. Un vecino es nadie.

En el desalojo de la Casa Central de la U de Chile, de los 30 detenidos 24 no eran alumnos  universitarios.

Yendo mas al sur, en Temuco, el mismo machi que quemo vivo al matrimonio Luchsinger en su propio hogar se mando una fiestecita mapuche con mas de l00 invitados de fuera del Penal.
¿a quien le importa ? A nadie. El progresismo en Chile es selectivo.

Como decía Nixon pa callao "en la Casa Blanca aprendí cosas que no salían en el Catecismo"
Seguramente aludía a los que alemanes llaman "el cochino perro que todos llevamos adentro"
A ese cochino perro hay que tenerlo corto, si no se defeca en la alfombra.

HP

1 comentario:

malv dijo...

Justamente, ¿A QUIEN LE IMPORTA?

Hoy Chilevisión informa que mañana domingo habrá un programa respecto al atentado del General Augusto Pinochet y de sus escoltas, narrado nada menos que por el honorable concejal Cesar Bunster, ¿a quién le importa que este individuo fuera integrante de la cuadrilla de asesinos terroristas que atentó contra el presidente de la república y asesino a 5 de sus escoltas? a nadie..
Más encima Chilevisión que se ha convertido al parecer en un medio de la izquierda fuerte, lo menciona como “combatientes” y no como lo que fueron “terroristas”
Como país y como sociedad estamos muy mal, de seguro a este otro sujeto tampoco le pasará nada como al otro llamado Teillier, con la justicia y gobiernos que tenemos muy difícil que se obre en consecuencia de los correcto y lo divino a lo errado y malvado.
No pienso estar muy alejado de la realidad, pero no veo un futuro muy alentador y de aquí a llegar a ser un país bananero como Bolivia, Venezuela, Argentina, Ecuador, Nicaragüa, atingente a sus gobernantes, no a su pueblo, sólo hay un paso y tenemos que estar preparados y organizados porque de seguro no permitiremos volver a la tiranía marxista de los 70, eso no podrá volver a suceder
Algún día tendremos que sacarnos esa costra roja que nos afixia, extirpandola de raíz pero sin volver a cometer errores, no debe de quedar ni un sólo rastrojo de su esencia

Malv