miércoles, 23 de marzo de 2011

Decisión tomada por Militares Presos Políticos



Santiago, 22.03.2011.

20,30 horas.

Sigue arremetida del gobierno contra los presos políticos militares

Chile Informa comunica a los medios de comunicación social lo que indica:



1.- Hemos sido informados hace algunos minutos por el Sr. Manuel Contreras Valdebenito que su padre, el general en retiro, Manuel Contreras Sepúlveda, y el brigadier Miguel Krassnoff Marchenko, ambos presos políticos militares recluidos en el penal Cordillera, iban a ser llevados al Hospital de su Institución, con el fin de recibir atención médica.



2.- Gendarmería, al momento de salir, les comunicó que iban a ser esposados y que esa modalidad de seguirá de hoy en adelante.



3.- Ante ello, los dos oficiales en retiro de inmediato rechazaron de plano ser esposados, por considerarlo injusto y vejatorio. Decidieron además, no concurrir en esas circunstancias al Hospital.



4.- El alcalde del penal Cordillera conversó con ambos y les explicó que esa medida no fue adoptada por ellos, sino que estaban cumpliendo órdenes superiores.



5.- Los otros ocho oficiales superiores y generales encerrados en Cordillera, los avalaron plenamente en la decisión tomada.



6.- La totalidad de los presos del Penal Cordillera declara que no permitirá ser llevado al Hospital Militar esposados, cualquiera sea el riesgo para su salud o sus vidas.



7.- Hace unos días, en el penal Punta Peuco, el brigadier José Zara, se negó a ir esposado, y decidió no hacerlo. En Punta Peuco, los presos políticos militares rechazan de plano concurrir en esa condición.





8.- Lo anterior representa –a juicio de los presos y sus respectivas familias- una persecución más del actual gobierno contra los soldados que combatieron al terrorismo e impidieron que nuestro país fuese una dictadura comunista, como ocurre en Cuba desde hace más de medio siglo.



9.- Las autoridades políticas deben asumir la responsabilidad de sus conductas.



Solicitamos por tanto a los periodistas que en el legítimo derecho de informar consulten, directamente, a los ministros de Defensa y de Justicia, Andrés Allamand y Felipe Bulnes, respectivamente, si ellos dieron la orden en mandar a los presos políticos militares esposados.



9.- Pedimos, además, a los periodistas preguntar al comandante en jefe del Ejército, general Fuente-Alba, si él tuvo del gobierno conocimiento de esta disposición.



Nos cuesta creer que una medida tan lesiva para el honor militar que afecta a camaradas en condición de retiro no iba a ser comunicada por la autoridad política al comandante en jefe del Ejército.


Fernando Martínez Collins.

Periodista Universitario.

Fono 7905.7531