miércoles, 3 de julio de 2013

LIBERTAD DE ENCAPUCHADO CON MOLOTOV



Libertad de encapuchado con molotov: Tribunal justificó decisión porque igual no cumpliría pena en la cárcel

"La posibilidad de condena efectiva es bastante improbable (...) resulta entonces desproporcionada la prisión preventiva", dijo en su resolución el juez del Sétimo Juzgado de garantía, Daniel Aravena.
POR: LA SEGUNDA

El video ha sido motivo de múltiples comentarios: Un encapuchado de gruesa contextura lleva una bomba molotov en la mano, se acerca a una barricada incendiaria, enciende la mecha de género, corre y lanza el artefacto. Luego, el mismo sujeto, vestido exactamente igual, se sienta junto a otro más joven en unos bancos al interior de la Usach y se saca la capucha. El otro individuo además se prueba unas zapatillas que trae en una bolsa, supuestamente producto del saqueo de una tienda.
Ese video, grabado por efectivos de la policía vestidos de civil, fue parte de las pruebas entregadas por la fiscalía en el Séptimo Juzgado de Garantía contra Nicolás Sandoval Toro (19, apodado el "Guatón violeta") durante la audiencia de control de detención y formalización. Sin embargo, el magistrado Daniel Aravena rechazó las medidas pedidas por la Fiscalía: Prisión preventiva para el mayor y prohibición del menor para asistir a otras manifestaciones.
Ambos sujetos quedaron en libertad, pese a que la Fiscalía había imputado para Sandoval cargos de porte ilegal de artefacto incendiario y atentado con el mismo elemento a la autoridad, además de receptación. Para su hermano pedía los mismos cargos pero en calidad de encubridor.
La situación provocó dudas, ya que habiendo un video de por medio, parecía lógico que el sujeto al menos quedara detenido. De hecho el martes, la Intendencia anunció que apeló a la resolución del tribunal, pidiendo que se revierta la libertad.
La mañana del miércoles no fue posible hablar con el juez Aravena. Sin embargo, durante la audiencia argumentó que "no se vislumbra al menos por ahora sanciones privativas de libertad. El porte de artefacto incendiario tiene una pena que parte en el presidio menor grado máximo (tres años a cinco años de cárcel). De acuerdo a jurisprudencia, basta un extracto sin antecedentes para configurar la irreprochable conducta anterior y las otras dos imputaciones tienen sanciones de presidio reclusión en grado mínimo. La posibilidad de condena efectiva es bastante improbable (...) resulta entonces desproporcionada la prisión preventiva".
Por esto, el juez aplicó la firma semanal en la 49 comisaría de Quilicura, y la prohibición de acercare a las marchas a Nicolás Sandoval, mientras que su hermano de 17 años, quedó bajo vigilancia del Sename.
Desde la Fiscalía Centro Norte señalaron que no descartan reformalizar los delitos si durante los 120 días de plazo para investigar se agregan nuevos antecedentes. Por ejemplo, participación directa en el saqueo al local de zapatillas desde el que se extrajo el par que portaban, y por el que fueron formalizados sólo por receptación.
El jueves la Corte de Apelaciones de Santiago debiera resolver la apelación presentada por la Fiscalía y la Intendencia Metropolitana, para modificar la medida cautelar de firma por prisión preventiva. Se fundamenta, dicen, en la gravedad del delito y que la manipulación de un artefacto incendiario es altamente peligrosa por la rápida propagación del fuego.



1 comentario:

malv dijo...

ultima hora el guaton fué detenido neuvamente y encarcelado

Encapuchado que lanzó molotov a Carabineros quedó en prisión preventiva
El imputado, que fue grabado realizando la acción, primero había sido dejado en libertad por el tribunal, pero la Intendencia Metropolitana apeló a la medida. También es acusado de saquear un local durante la pasada marcha estudiantil.

El sujeto fue grabado lanzando una molotov contra Carabineros durante la pasada marcha estudiantil.
SANTIAGO.- Los tribunales decretaron la prisión preventiva para Nicolás Sandoval Toro, quien fue grabado lanzando una bomba molotov contra personal de Carabineros y también es acusado de saquear un local comercial durante marcha estudiantil realizada la semana pasada en la capital.

En un comienzo, en la audiencia de formalización del imputado, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago lo había dejado en libertad y sólo con medidas cautelares, por lo que la Intendencia apeló solicitando la prisión preventiva.

El intendente, Juan Antonio Peribonio, valoró que se haya revertido la medida inicial pues sostuvo que "necesitamos dar una señal importante para que los delincuentes no crean que pueden llegar y atacar a personas inocentes sin tener castigo".

"No podemos permitir que lanzar bombas molotov y saquear locales comerciales en las manifestaciones se vuelvan parte de la normalidad", subrayó.

Añadió que "no sirven de nada las querellas ni el esfuerzo policial si no se sanciona a los responsables. Los comerciantes esperan justicia y no ver con impotencia como quedan libres quienes saquearon su local".

Ahora la Fiscalía tiene un plazo de 120 días para investigar los hechos, tiempo en que el imputado permanecerá en prisión preventiva.

El Ministerio Público le imputa los cargos de porte ilegal de artefacto incendiario y atentado a la autoridad.